Post de Posts (3): 2014, Nos arden dos pérdidas irrecuperables.

Mal citamos anuestro querido Antonio Gamoneda para asegurar que las pérdidas para el mundo de las letras de 2014 son cruentas, nos duelen en nuestra biblioteca particular y arden en nuestro horno de sentimientos a la hora de escribir. Esa venerable Ana María Matute decidió sumergirse en el lago de los  dominios del margrave Sikrosio o decidió andar a oscuras por la casa de el Unicornio cogida del aliento de aquella niña, de aquella infantez que tan espléndidamente nos retrató siempre; o reírse de la princesa Tontina mientras el trasgo del Sur degustaba más uva líquida de la cuenta . Pero Ana María tenía una cita en el bosque, ese lugar único de encuentros y terrores de sorpresas y sortilegios inexplicables. Se ha ido y nos deja un mundo escrito con él que siempre podremos regresar a la infancia, a los miedos, al cuento más eterno. No se pierdan su obra maestra poco conocida «Los hijos Muertos», impresionante fresco de la posguerra.

ENTREVISTA A ANA MARIA MATUTEEn abril Gabriel García Márquez decidió retirarse al pequeño caserón junto al estanque de la casa de los Buendía, allà consulta sus enciclopedias, revisa sus cartas del cielo, lee, una vez al mes le traen algo de comer y muchas tardes un pequeño ruido al fondo del patio le advierte de que ha vuelto el gitano Melquíades y ya no es capaz de saber a qué hora apagarán el quinqué. Para él eso debía de ser la eternidad y si es así también sonreímos. Gracias por esos «Cien años de soledad» que tanta compañía creativa nos han dado maestros Gabo. Es posible que el Gaviero se añada a esa fiesta, él partió algo antes que ustedes.

Pero en las letras hemos celebrado al maestro Juan Goytisolo por sus galardones recientes de los cuales lo más interesante ha sido volver a rastrear su obra, prolija en nuestra redacción, pero con todo y eso nos hacemos cruces de como Goytisolo ha sido alternamente rechazado y galardonado, mandado al exilio y nombrado hijo pródigo por distintos partidos españoles, una vergüenza sin duda ante un hombre integro.

tavakolian-newshaY tuvimos la suerte de encadenar nuestros apartados culturales con otra obra artística, la de una mujer iraní y fotógrafa: Newsha Tavakolian que le devolvió a un banquero francés el galardón que otorga cada año el premio Carmignac, con 500.000 euros y publicación lujuosa, al negarse a aceptar la censura que el poderoso mecenas quería ejercer sobre su obra, seleccionando qué imágenes se publicarían y cuales no. De entre tantas cosas escogeremos una que «tocamos» directamente, la exposición de la artistaVictòria Ràbal que nos impresionó con los Gyotaku o impresiones sobre papel de arroz de peces entintados. Usando una vieja técnica de los pescadores japoneses con la cual aseguraban aprehender el alma de los peces.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.