Grecia, debajo de la alfombra está el parakratos.

La democracia parlamentaria griega fue proclamada en 1974 a la caída de la dictadura de los Coroneles que puso fin a la monarquía. Pero lo que en Grecia todos conocen como el parakratos, el para-estado o estado subterráneo, es el cúmulo de poder corrupto y extenso que las familias que se repartieron la gobernación del país dejaron para altos funcionarios civiles o militares, polícias y magistrados se creó ,de facto, en 1967. Fue auspiciada y orientada por los servicios secretos estadounidenses, su objetivo y exitoso fue la preparación del golpe de estado militar. Su objetivo se resumía, aparentemente, en uno solo: «Evitar que los rojos llegeuen al poder». El parakratos es una fuerza estatal organizada en la sombra que efectivamente tiene resortes del poder engrasados, de hecho muchas acciones de los nazis de Aurora Dorada se han producido ante el estatismo y la indiferencia de muchos jueces y policias. Ello dio alas a Aurora y cuando empezaron a aparecer asesinatos, redes de prostitución, extorsiones o tráfico de drogas fue indefendible ante una opinión pública exaltada. Los mismo poderes fácticos del Parakratos se alimentan dejando que haya ese tipo de violencia que luego justificará una acción legislativa endurecida y una contundencia policial violenta que justificará una represión aguda. Para ver como funciona les recomiendo la película de Costas Gavras «Z» basado en un asesinato rela de un dirigente izquierdista de Salónica.

[youtube width=»525″ height=»444″]http://youtu.be/olouCpH81ac[/youtube]

Los efectos de tan nefasta creación no han desaparecido dado que en los últimos años han sido numerosas las infracciones a las libertades de reunión, expresión y manifestación. Se cuenta a más de doscientos los caso de abusos, malos tratos y torturas en comisarías que han sido «sobreseídos» por los jueces. Algunos militantes antifascistas han asegurado que la despedida de una comisaría o de un juzgado siempre ha sido: «Ahora ya sabemos donde vives y quién eres, ya le hemos dado tu dirección a los de Aurora Dorada». El centro fascista y parafscista está sólidamente anclado en la sociedad griega donde es fácil confundir la épica mitológica con el nacionalismo. No hay que olvidar que de 1945 a 1949 Grecia padeció una durísima guerra civil que enfrentó a las milicias armadas de izquierdas y de derechas recien, casi, salidas de la 2ª Guerra Mundial. Si vemos el paisaje griego más reciente, de la última treintena de años descubrimos que el poder ha sido cosa de los Papandreu, socialistas, y los Karamanlís conservadores. Dos generaciones familiares enteras de jefes de gobierno, tío y sobrino para los primeros; abuelo, padre y nieto para los segundos. Ha sido y es tanta aún la corrupción que el discurso de Syriza y Tsipras recauda el apoyo electoral de muchos ciudadanos que jamás hubieran votado a la izquierda, pero coinciden con Syriza en que la austeridad y la corrupción deben de acabar. Queda mucho por hacer y mucho fascista por descubrir.

20150131_cuk400_0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.