Un tranvía llamado PSOE…

El espectáculo en Madrid, de Pedro Sánchez y cia, pasará a la historia del progresivo derrumbe del PSOE entendido como partido tradicional. Fiel a la tradición cuchillera de la agrupación socialista madrileña Sánchez ha tomado en Madrid una decisión pensando en la Susana que se le viene encima. Esto nos lo venden como atrevido u órdago, pero la realidad es que la inteligencia política de Susana Díaz no es superior a la de Sánchez. Díaz acaba de convocar unas elecciones en las que lo sondeos auguran menos votos para el PSOE, pero eso sí, “vencedor” sin casi poder formar gobierno. Solo le quedará la opción pactar con el PP o IU! Y para eso tanto rollo! Y ya nos venden el frenazo de Susana a Podemos, considerando “frenazo” el salir de la nada y sacar un 18% de votos más del 11% de los cuales se estiman provinientes del PSOE. El tema de Susana Díaz estriba en que el PP tiene miedo y se siente solo de ahí que desde hace más de seis meses la prensa glorifica a Díaz y a Sánchez y habla de su “sentido de estado”. Es una operación para que Rajoy no este solo ante los grandes palos que aún están por llegar y todo rebozado de “responsabilidad y constitucionalismo”.

tranvipsoePor eso, ustedes perdonen, pero el episodio folletinesco de Madrid no sirve más que para mostrar la inoperancia de las organizaciones caspa-castosas. ¿Tanto tiempo hacía que todos sabían que se hundían con Tomás?, ¿Porqué aparecen Chacón, Lisavetzky, Simancas y antiguos dirigentes apoyando ahora a Sánchez?, ¿Por qué los militantes de la cuerda zapateril quieren cargarse al candidato Gabilondo y poner en su lugar al impresentable Zerolo?, ¿Desaparecerán las primarias?, ¿Por qué el candidato a la alcaldía también quiere ser secretario general?… Me quedo sin respuesta, llevo dos días esperando a mi voz ronca y sociata en Madrid, pero están muy ocupados en saber quién dio la orden de cerrojar el despacho de un Tomás Gómez que primero prometió denuncias hasta el tribunal de la Haya y al día siguiente ya había claudicado. El tranvía pudo con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.