Tormenta de encuestas sobre Ciutadans.

Hace dos semanas que las encuestas vomitan dos mensajes: el primero es la ascensión a los cielos del PP que no solamente se mantiene sino que aumenta su ventaja sobre cualquier partido. Se ha pasado de hablar de que ganaba el PP a que “aumenta” su ventaja mientras Podemos, del que se decía hace quince días que se estabilizaba ya se dice que “desciende” en apoyos. Y paralelamente se habla de la ascensión a los cielos electorales de Ciudadanos, que en realidad es Ciutadans. La campaña de Albert Rivera está apoyada porel Mundo, La Razón y Pedro J. Ramírez y con un despliegue televisivo importante. En el canal de los obispos comparece semanalmente, todo va viento en popa hasta que se descubre que Ciutadans puede quitar votos al PP y entonces aparece la campaña contraria, el PP y la TVE (eso es media España) la emprenden con Rivera.

albert-rivera-el-sexo-sin-amor-es-muy-satisfactorioSinceramente no creo en un gran progreso de Rivera en su salto a España y menos cuando se ha decretado ir a por él. Pero eso sí, Rivera puede ganar apoyos de la descomposición de UPyD en determinadas zonas. En Catalunya el techo de Rivera todavía no se ha llenado, aún le quedan votos antisoberanistas por recoger. Entra con fuerza en las encuestas municipales de Barcelona donde se le auguran 3 concejales de cero que tenía. Pero Rivera tiene un problema serio, en cuanto te ponen la palabra catalán como signo despreciativo hacia el origen de tu partido mediante campaña de la caverna facha lo tienes claro en la España que huele a morcilla y a esa palabra tan traidora y descompuesta que se llama tradición. El PP ha puesto en marcha la máquina: concejales corruptos de Ciutadans, dirigente catalán corrupto por temas fiscales y que renunció a diputado del Parlament, economistas que pidieron rescate firman su programa económico. Le harán daño, pero el chico es guapo y habla bien, pero detrás de él hay muy, muy poco, algo así como lo que le ocurre a la candidatura municipal de Ada Colau. Y es que el país no es tan distinto en ninguna parte: hace tiempo que oportunistas de última hora se suben al tren de las formaciones emergentes, una pena oiga, ¿caeremos en las mismas?.Rivera va a progresar pero bastante menos de lo que sus enfebrecidos propaganderos creen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.