Melina Merkóuri:”kaló apógevma” a un mito de la redacción.

Entre nuestros mitos griegos de la redacción ella ocupa un lugar importantísimo. Todavía imaginamos caminar por Lefcada o Corfú, una tarde estival cuando parece que el calor da respiro y permite el paseo, cuando te dejas llevar por aromas de plantas y ruidos de algun establo entre los que te llama el ruido zumbón de un niño jugando a ir en moto, dos viejas asustan las moscas y esperan la guadaña. Ahí como un contraste Melina nos lanza un grave: “kaló apógevma” un buen deseo para la tarde de una musa griega. Y nos alejamos de la imagen pensando en  la Melina militante después de un concierto en Estocolmo con el público pidiendo democracia para el país de la democracia y ella no puede más y rompe a llorar. Una fotografía de agencia que fue portada de la revista DESTINO.

Hablamos tiempo ha de María Callas, Ari Onasis o las hermanas Lívanos el mundo griego de rosa, poder y petroleros desembarcó en Europa y Estados Unidos. No fueron solo esos grandes nombres de los que extensamente els Ousferrats ha dado tratamiento único y multivisitado. El mundo griego de los 60 a los 90 se ve sacudido por el golpe fascista de los coroneles, el fin de la monarquía de Constantino de Grecia (rey mantenido por Juan Carlos I). De es eperiodo hablaremos hoy de Melina Merkóuri. El símbolo de la mujer griega fuerte y dura, sentimental y luchadora, atractiva o distante. La Mercouri nació en el seno de una acomodada familia de políticos socialistas. Actriz y cantante fue gran parte de su vida activista, a la caída del régimen de los coroneles fue nombrada ministra de Cultura de Grecia.

Merkoúri se hizo muy popular internacionalmente cuando actuó en el filme de 1960 Nunca en domingo, dirigida por Dassin, por el cual obtuvo una nominación al Óscar a la mejor actriz Merkoúri y Dassin volvieron a trabajar juntos en el musical Illya Darling, por el cual ella recibió una nominación a los Premios Tony. Protagonizó otras películas como Phaedra (con Anthony Perkins), Topkapi (con Peter Ustinov) y Gaily, Gaily.Merkoúri se retiró del cine en 1978. Su última película, Kravgi gynaikon (Un sueño de pasión), la cual, al igual que la mayoría de los filmes en los que actuó, fue dirigida por su esposo. En 1980, protagonizó la producción griega de la obra Dulce pájaro de juventud. Como ministra de Cultura, propuso el ideal de la Capital Europea de la Cultura. Atenas fue elegida la primera Ciudad Europea de la Cultura en 1985. Merkoúri abogó por el regreso de los llamados Mármoles de Elgin, actualmente en el Museo Británico, que Thomas Bruce, conde de Elgin, se llevó de la Acrópolis de Atenas en el siglo XIX. A pesar de todo, los esfuerzos de Merkoúri resultaron infructuosos. Entre nuestros mitos griegos de la redacción ella ocupa un lugar importantísimo. Todavía imaginamos caminar por Lefcada o Corfú, una tarde estival cuando parece que el calor da respiro y permite el paseo, cuando te dejas llevar por aromas de plantas y ruidos de algun establo entre los que te llama el ruido zumbón de un niño jugando a ir en moto, dos viejas asustan las moscas y esperan la guadaña. Ahí como un contraste Melina nos lanza un grave “kaló apógevma” un buen deseo para la tarde. Y nos alejamos de la imagen pensando en  la Melina militante después de un concierto en Estocolmo con el público pidiendo democracia para el país de la democracia y ella no puede más y rompe a llorar. Una fotografía de agencia que fue portada de la revista DESTINO.

 

???? ????????
kaló apógevma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.