Diario de la Graciosa 2020-2021: correlimos incansables hasta el fin.

Suelen llegar de muy lejos, no tienen pausa en su actividad, más que alguna que les propicia el oleaje en forma de embate, solo en esos momentos se alejan del intermareal. Esa es su zona, donde la ola se retira y se acumulan trofeos que llevarse al pico.

De actividad frenética llegan por esas latitudes en todas épocas, pero mucho más abundantes en invierno. El correlimos común es una especie bastante extendida por altas latitudes del hemisferio boreal, donde se ha diversificado notablemente, hasta el punto de que se han admitido hasta seis subespecies diferentes. Representantes de tres de dichas razas, procedentes de Siberia, Groenlandia y el norte de Europa, eligen las playas y humedales costeros de la Península, Baleares y Canarias para hacer escala en sus largas singladuras o para refugiarse durante el invierno.

Y nosotros, sea en Galicia o en Canarias siempre quedamos maravillados ante su espectáculo sin fin, su frenetismo ilimitado y su capacidad para extraer alimento de esas minúsculas burbujas donde suelen habitar las llamadas pulgas de agua .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.