Mirar Iberia: Galicia, en el principio está el fin.

Escribe nuestro autor: “Todavía muchas civilizaciones yacen y yacerán bajo las arenas del desierto, engullidas por las lavas, envueltas de naturalezas exhuberantes o sumergidas en las profundidades marinas. Aquello que les pudo ocurrir pertenece a la leyenda: Atlántida, Angkor-Vat, Pompeya… todo cuanto ocurrió pertenece al relato, a la leyenda que andó siglos de oído en oído y su acontecer, a falta de otras explicaciones, pertenece completamente a la literatura. Como apunta César Antonio Molina, en su obra “Viaje a la Costa da Morte”, en Galicia las aguas dulces y saladas han anegado y (asolagado en gallego) varios arquetipos de Atlántidas, “la cultura sumergida, inencontrable, pero que desde su realidad escondida e inmanifestada sigue nutriendo, como una raíz, nuestra propia existencia”.

Frente a este Finisterre tenemos a Dugium o Dumio, hoy escrito Duyo que para Carré Aldao en su obra “Geografía del Reino de Galicia” no fue un mito pues se encontraron abundantes objetos al realizar diferentes excavaciones arqueológicas. Otra leyenda nos habla de la deglución por parte de las dunas y el océano como castigo promovido por el apóstol Santiago como forma de poner coto y acabar con el paganismo de sus prósperos y díscolos habitantes. Según Rufo Festo Avieno el océano Atlántico es el “máximo mar” y el “abismo que ciñe las costas”.

?ra mar?t?ma (en latín, también conocida en castellano como Las costas marítimas) es un importante texto sobre geografía descriptiva de la Hispania prerromana. Fue escrita en verso, en el siglo IV, por el poeta latino Rufo Festo Avieno, y dedicada a su amigo Probo, basándose en textos más antiguos, probablemente del siglo VI a. C. Esta obra es de gran relevancia por ofrecernos la más antigua información de la península ibérica de un milenio atrás, momento sobre el que se carece de fuentes –información posiblemente obtenida del viaje de un marino de Marsella mil años antes (530 a. C.). Es la primera vez que se dan tantos datos de Iberia al hablar, tanto de pueblos como de accidentes geográficos, ciudades, divinidades y otros aspectos culturales.

Fotografia blog Jordi@kme

Fuentes: “Viaje a la Costa da Morte” César Antonio Molina y fotos de Xurxo Lobato (Huerga y Fierro editores 2003) / Viquipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.